El cambio de tiempo, la contaminación, la sequedad del ambiente y la falta de lluvia pueden hacer que proliferen las afecciones de las vías respiratorias: dolor de garganta, resfriados, tos…

 

La aromaterapia es una herramienta muy útil para combatir estas molestias y ayudar a encontrarnos mejor. A continuación os dejamos unas fórmulas con aceites esenciales que podéis preparar fácilmente en casa para prevenir estas molestias o paliar sus efectos en el caso de que ya estéis sufriendo alguno de sus síntomas.

 

Inhalaciones para la tos

  • Aceite esencial de lavanda: 15 gotas
  • Aceite esencial de romero: 10 gotas
  • Aceite esencial de incienso: 10 gotas
  • Aceite esencial de ciprés: 10 gotas

 

  1. Se realiza la mezcla en un bote de cristal con gotero, es mejor que el bote sea de color caramelo o azul, porque de esta manera preservamos la mezcla del efecto de la luz.
  2.  Calentar 1,5 ó 2 litros de agua.

 

  1.  Añadir 5 gotas de la mezcla. Para los niños la mitad de dosis, con 2 gotas es suficiente.

 

  1.  Inhalar entre 3 y 5 minutos, tapando la cabeza con una toalla.

 

  1.  Repetir tres veces al día.

 

Atención, las inhalaciones están contraindicadas en asmáticos. Para una persona asmática se puede hacer un aceite para ungir el pecho, la espalda y las plantas de los pies. En ese caso, modificaremos ligeramente la fórmula:

 

Aceite para la tos

  • Aceite esencial de lavanda: 10 gotas
  • Aceite esencial de romero: 7 gotas
  • Aceite esencial de incienso: 7 gotas
  • Aceite esencial de ciprés: 7 gotas
  • Aceite de almendras: 60 ml

 

En esta fórmula, es necesario que los aceites esenciales se diluyan en aceite vegetal, puesto que vamos a aplicarlo sobre la piel.

 

  1.  Se realiza la mezcla de los aceites esenciales en un bote de cristal de 60 ml, es mejor que  el bote sea de color caramelo o azul, porque de esta manera preservamos la mezcla del efecto de la luz.

 

  1.  Se rellena el bote con el aceite de almendras. Si no tienes aceite de almendras puedes utilizar cualquier aceite vegetal, incluso aceite de oliva, pero tendrás que tener en cuenta que es más untuoso y de olor más fuerte y no a todo el mundo le agrada.

 

  1.  Aplicar varias veces al día, tantas como sea necesario.

 

Atención, en niños siempre reduciremos las gotas de aceite esencial a la mitad.

 

Si no tienes aceite esencial de incienso o de ciprés puedes hacerlo sólo con lavanda y romero. No será tan efectivo, pero te ayudará a encontrarte mejor y a calmar un poco la tos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies